Puerta del EXITO 

La puerta del éxito tiene poca altura, y nadie pasa por ella  si no sabe cuando bajar la cabeza.

Para muchos tener éxito es una meta, es un propósito fuerte, incansable,  por el que luchamos y le imponemos una guerra constante. Lo lamentable es que mientras se batalla por alcanzarlo , para finalmente hacer contundentes  declaraciones de triunfalismo, no nos percatamos de que en pequeños intervalos de tiempo se fue desvaneciendo la humildad, junto con nuestra esencia.

Considero que triunfar, va de la mano de una fuerza motora gigantesca, compuesta por energía, disposición , y dejar en claro que jamás perder se convierta en una opción válida. Claro está, que no es para nada erróneo las añoranzas de elevar banderas de éxitos… Pero no se puede olvidar que antes de alcanzar ese éxito se nos conduce a una puerta angosta , puerta de prueba que nos pone un alto, y nos hace realmente darnos cuenta que somos unos simples mortales.

Esa puerta yo la llamo sabiduría, pleno acto de inteligencia en combinación con saber reconocer errores. Es de grandes almas tener el coraje de mirar al suelo de vez en cuando , para reencontrarse con uno mismo, pero a su vez mirar al frente para jamás perder la pista de nuestros sueños. Vivir con la convicción de que jamás se podrá atravesar esa puerta si no se lleva el corazón bien puesto, el alma limpia y la fortuna de gozar de la plena confianza en uno mismo, para luego, poder mirar arriba y agradecerlo.

La vida no es más que un juego de valientes guerreros jugando a ver quién llega primero. Por fortuna o desdicha de algunos , hay quienes quedan rezagados por la carencia de personalidad o la abundante arrogancia que en ellos habita. La vida persiguiendo el éxito,  es ese balance entre coraje y nobleza. Paciencia y destreza. Humildad y valor. Es ese equilibrio de tener  siempre la frente en alto, para cuando el momento lo indique, atravesar esa puerta con orgullo , sin temor , porque en ocaciones después de bajar la cabeza, encuentras grandeza. 

Seamos agradecidos, nobles de espíritu, que la humildad nos abrace, personas con rectitud e ideales selectivos. Vivamos una vida plena. Purifiquemos nuestras acciones y retomemos el camino basándose en claridad , paz y transparencia. Seamos más humanos. Aprendamos que la humildad nos hace grandes, aprendamos de los errores, entremos en razón, crezcamos y desarrollemos la capacidad de reconocer que para alcanzar el éxito hay que saber también cuando, y como , es momento de bajar la cabeza .

Anuncios

Autor:

Jenly Bouzon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s