Soy la mujer maravilla! 

La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.-Voltaire.

Estoy casi convencida de que al menos una vez en la vida se han despertado desconociendo su motivo de vida, sin incentivos y con ausencia de metas o más bien sin las mínimas ganas de buscarlas. Queriendo en ocasiones simplemente cerrar los ojos y quedarse ahí, quieto, siempre en el mismo lugar, suspirando tristezas, inhalando malos ratos, exhalando desamor.

Déjenme decirles algo, desconozcan terminantemente ese sentimiento abrumador. Qua jamás sea para ustedes un “buenos días”, que sea siempre un definitivo “adiós, y no vuelvas”. Cierren la puerta de un tirón a cada malestar, a cada suspiro vacío pónganle una sonrisa y conviértanla en carcajada. Confíen en que ustedes pueden mucho más de lo que imaginan. Convénzanse de que el poder de dominarse esta en uno mismo. El temor no puede ser una opción. Crean en buscar, abrir, iluminar, crecer, fortalecer y dominar cada paso de sus vidas. Visualice un mundo lleno de colores y vayan tras el. Nosotros elegimos qué color queremos vivir, jamás se decidan por el negro, ni el gris. Cada situación es pasajera, y si no dura mucho , es mejor enfrentarla en color rosa, rojo o azul. Jamás permitan que dificultades momentáneas pongan un alto a su infinita felicidad y bienestar emocional. Vivan en un indefinido arco iris esparciendo lluvias de colores.

Mujeres, amigas mías, que cada lágrima sea borrada por un delineador, que cada sentimiento sea eliminado con un colorido labial, que cada despertar donde sientan un vacío sea el día donde esos tacones le levanten la mirada y les hagan ver un hermoso día. Pongan rubor en sus mejillas y sientan grandeza, créanlo, séanlo y proyéctalo. Suelten su cabello y que el viento las despeine llevándose muy lejos cada amargura. Sientan el fresco de cada mañana y atrápenlo. Brillen con fuerza , destellen alegría, encárguense de iluminar con firmeza cada uno de sus pasos para que nadie los pueda jamás apagar.

Tú puedes ser tan feliz como quieras porque la felicidad no depende de nadie más que de uno mismo. Olvida las penas porque créeme ninguna vale la pena y a nadie más que a ti, le importan.

Sigue adelante, guíate y usa tus poderes. Enfréntate a la única batalla que SI  vale la pena, la batalla de hacer, decidir, tomar, e imponer tus propias acciones con destinos, metas y logros propios. Disfruta, vamos, de una vez sonríe! No hay nada más hermoso que despertar cada mañana y regalar una sonrisa al universo, pon tus pies en el piso, camina, mírate al espejo, maquíllate  y sonriendo … Me harías , te harías un favor? -repite con fervor- Soy la mujer maravilla! 

Anuncios

Autor:

Jenly Bouzon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s